Páginas vistas en total

martes, 14 de junio de 2011

Historias de hospital

Cuando entras en un hospital, todo tan blanco.. los médicos y las enfermeras tan impecables... impone, si realmente te pasa algo, y vas a urgencias, lo llevas crudo, pues habrá 30 niños a los cuales no les pasa absolutamente nada que se querrán perder el colegio, o simplemente, si son pequeños, ser cuidados por sus madres, por lo que, cuando realmente te pasa algo, tienes que esperar en un periodo comprendido entre 1 hora y 6 horas para que te atiendan, y si es algo grave, lo pasas realmente mal.
Pasas a consulta, al principio, te pase lo que te pase, te tratarán como si no te pasase nada, después, quizá se den cuenta de que realmente te pasa algo, y dependiendo del médico, puedes necesitar que estés con un pequeño dolor de tripa, o estés llorando sangre, en este aspecto, yo tuve suerte, pues cierto es que me trataron muy bien, mi reflexion es, que aunque esté completamente agobiada, ya que me pilla en exámenes el imprevisto y lo pasaré mal, aunque me duela, o aunque tenga una vía conectada..., pensadlo, ahora mismo, estoy en una habitación con una televisión, un ordenador con internet, un menú en el que no me preocupo de cocinar, unas enfermeras a mi servicio y cuidado, y un montón de personas que me quieren venir a ver, estar en un hospital, a parte de ser agobiante, catastrófico, traer pesimas noticias y un ataque de nervios... es un lugar perfecto para unas vacaciones antiestrés.

2 comentarios:

  1. la verdad es que razon tienes, a nosotras nos dijeron que no era nada y el oftalmologo a poco se cae de culo. en fin, depende del cretino-a que te toque. Pero bueno tu ponte buena y desestresate. Un besazo

    ResponderEliminar
  2. gracias :D esque me aburro y escribo en este blog xD

    ResponderEliminar